“Agonía”.


“Silencio”.

¡Hoy estoy aquí!

Sin saber lo que voy hacer

Encontrándome como barco a la deriva

En soledad sin compañía

Sin rumbo

Frustrada en la agonía,

Con la partida en la lejanía

Bajo el silencio cruel

Ausente mi alma

En busca de armonía

Alejada de la fe y la esperanza

Perdida sin vida,

Sin sentido bajo la piel

Sin conocerme bien

Bajo pensamientos desconocidos

Atrapada día a día,

Convertida en desconsuelo

Sin amanecer bajo lo anormal

Sin hoy, sin mirada

Y sin sentido,

¿Dónde está mi razón?

Caída en cámara lenta

En el dolor sin amor

Sin protección

Sin poder despertar

En un mundo diferente

Buscando el sonido de Dios

Solo mi sombra y yo

Desangrando el alma

Habitada en mi interior.

Lisceth La Rosa.