“Montaña Rusa de Emociones”.


deepimpact

¿Camino Correcto?.

     Cuántas veces en la trayectoria por la vida se han preguntado ¿Cuál es mi objetivo  y si estoy en el camino correcto?

     El desconocimiento de todo lo que nos rodea, de lo divino y desconocido, hace ir en búsqueda de una realidad intangible donde solo podemos visualizar y crear la “magia de estar vivo”.

     Entre la creación espiritual y la realidad vivida por cada ser humano, donde la mente es una montaña rusa a senderos ocultos, inimaginables de pensamientos, altibajos emocionales, sentimientos encontrados, muchas veces llora, grita, ríe, teme, disfruta y en un abrir y cerrar de ojos queda permitirse mejorar las habilidades al entrar nuevamente a los vagones en el viaje de los rizos, dándose los cambios  en la dirección correcta preparados al enfrentar los designios de la vida.

     A veces una dirección contraria merece la pena vivirla,  permitiéndose la confianza y firmeza de afrontar las subidas y bajadas en las curvas de ese viaje de aventura, momentos dónde las emociones vuelen y desencadenen sensaciones intensas.

     No sólo nos encontramos con montañas rusas cuando se toman decisiones para subir a ella, también toca detenerse con lo que depara las pistas, tomando en cuenta la espera en efecto cascada, reflejado por elementos inmersos y que no reconocemos al instante por las emociones causadas en el trayecto, sentirse en el aire, el sol tocar el cuerpo y el agua deslizarse en algún instante, luego pisar tierra al bajarse.

     ¿Cuántos puntos de encuentros están inmersos en el aprendizaje de la vida? Como un grano de arena en la inmensidad del mar, manejando el encuentro entre el océano y la arena, es igual de profundo, cuando toca detenerse a pensar en el valor que tienen las piedras encontradas en el camino, tocando dejar fluir con la dinámica para el cual fueron creadas.

¿Ahora que quiero para mí y hacía donde debo dirigir mis pasos?

     Como premio la experiencia y aceptación de dejar llevar el impacto de cada suceso, apretarse el cinturón y evitar posibles riesgos, aceptando recaídas si es lo que toca vivir y levantarse con la esperanza de que todo lo aprendido sea esfuerzo, práctica, determinación, valor de un diálogo interior plasmado en las estaciones en el más fugaz de los tiempos. Ahora sí, entre el nacimiento y la partida, justamente en ese instante se dan los puntos de encuentros. Hoy solo quería plasmar algunos pensamientos en mi interior. Abrazos y besos para toda la familia bloguera.

“Respira, grita, vive, sé feliz”.

Lisceth La Rosa.

meditacionpruebaae9

4 comentarios en ““Montaña Rusa de Emociones”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s