“Pensamiento – Afecto – Conducta”.


images (2)

“Manejo Asertivo”.

     ¿En qué momento nos damos unos segundos para monitorear lo que pensamos?

     Aprender a detectar e identificar lo que pensamos dadas las experiencias personales, laborales y sociales logra corregir creencias disfuncionales y pensamientos negativos a los que diariamente estamos expuestos.

     Pensar de manera distorsionada puede provocar miedo, tristeza, rabia y a medida que esos pensamientos negativos se hacen frecuentes en la persona, su efecto actúa de manera significativa en el entorno donde se desenvuelve.

     Los pensamientos negativos y/o distorsiones cognitivas pueden mantenerse por largos periodos y se activan por estrés, duelo, situaciones traumáticas, etcétera. A grandes rasgos, todo pensamiento activa la afectividad (emociones y sentimientos) desencadenando la conducta a ejercer por el individuo.

Entonces, ¿Qué papel juega la terapia cognitiva/conductual?

     En realidad al disminuir las creencias erróneas, el individuo aprende a organizar la percepción de sus cogniciones,  evaluando y modificando su conducta, planteándose  metas e interpretando las experiencias vividas de diferentes perspectivas.

     Mediante experiencias negativas y positivas, mensajes recibidos del entorno que rodea al individuo (cómo sienten y piensan, opiniones de terceros y según las normas socioculturales) van desarrollando lo que es aceptado o rechazado  y si su conducta es fisiológica o fisiopatológica, tomando en cuenta que durante la infancia, adolescencia, el intercambio entre pares y el medio en que se desenvuelvan demanda la satisfacción de sus necesidades.

     En un análisis más profundo los pensamientos, las emociones, los sentimientos y las acciones son muy importantes y cumplen funciones imprescindibles, informando estado de bienestar o amenazas como medio de comunicación para informar nuestros deseos, intenciones, conductas inapropiadas o autosaboteadoras. Entrenar al paciente en el registro de las cogniciones, identificar el malestar, validez de los acontecimientos, corrección de las distorsiones, modifica los esquemas, disminuye las creencias disfuncionales mediante recursos, técnicas, métodos, tareas de autoayuda destinados al cambio para superar perturbaciones, aumentando la habilidad y autoeficacia para ponerlas en práctica en la vida cotidiana.

     Hasta la próxima.

manejar-las-emociones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s