Ansiedad y Ejercicio de la Función Sexual.


IMAGEN-15398072-2

“Tensión Sexual”.

     ¿Qué haría Usted si manifiesta ansiedad a la hora de ejercer la función sexual?

     En muchas oportunidades, en conversaciones con amigas surgen ciertas  dudas como: ¿A qué se debe los niveles de  ansiedad como respuesta en el ejercicio de la función sexual? ¿Qué consecuencias trae el problema para la pareja? ¿Evita con frecuencia los encuentros sexuales? ¿Cuál sería los beneficios en eliminar ésta respuesta tan desagradable?

     En efecto, el estímulo sexual puede adquirir la propiedad de provocar dos (2) respuestas: la respuesta sexual y la respuesta de ansiedad incompatibles entre sí. Con frecuencia el terror ante una dificultad erectiva, las inseguridades, las tensiones debidas a la escasa comunicación con el otro miembro de la pareja, la angustia por creencias erróneas, mitos, tabúes, fracaso en el desempeño sexual, culpa, miedos, temor al rechazo, pensamientos negativos o contraproducentes generan ansiedad en el individuo. De igual manera, la respuesta perspiratoria es un dato fundamental, porque la presencia de sudor durante el periodo pre-coital, en una habitación fresca, puede ser signo de ansiedad concomitante, al igual que si observa enfriamiento en las partes distales del cuerpo.

141104123029_sudor_624x351_thinkstockSudor-excesivo

terapia1

     En realidad, son muchas las alteraciones de la sexualidad que preocupa al paciente, brindar herramientas adecuadas, opta por enfrentar de una manera global la dificultad y satisfacer sus propias expectativas, respecto a sentimientos negativos como el miedo, la vergüenza, la culpa, falsas creencias que limitan e inhiben la respuesta sexual deteriorándola.

     La finalidad es intervenir para ser capaz de responder a estímulos sexuales adecuados en un ambiente cómodo donde puedan estar relajados y libres de ansiedad, cambios de actitud por parte de la pareja y aprender a aceptar sus propias necesidades sexuales.

Entre las técnicas más empleadas para reducir los niveles de ansiedad están:

  • Focalización sensorial I (sensate focus) por Masters y Johnson y/o Placereado I (pleasuring): El hombre acostado boca abajo, la pareja acaricia delicadamente la nuca, el cuello, las orejas, descendiendo por la espalda y sus costados, luego las nalgas, la parte interna de las piernas, los pies, lentamente y sin toque de genitales. Después de cierto tiempo dedicados a dar y recibir, respuestas emocionales placenteras, dar vuelta y comenzar por masajes a todo el cuero cabelludo, la cara, el cuello, bajando por el pecho, el vientre (costados), las piernas, los pies, experimentado nuevas sensaciones sin preocupación en tener respuesta erectiva. Después le toca el turno a la compañera ser acariciada por la pareja de la misma manera, dejando de un lado los pezones, el clítoris y la entrada de la vagina. Se busca una experiencia satisfactoria y dejar atrás respuestas de ansiedad que generan malestar en el encuentro sexual.

sexuality-and-the-purpose-of-sexsdescarga

  • Focalización sensorial II y/o Placereado II: Cuando la pareja experimenta con éxito el paso I, se toma en consideración el paso II con estimulación suave, acariciando el cuerpo con la finalidad de excitar, paseándose por zonas primarias de la siguiente manera: Mujer (tocar el glande en toda su extensión, los testículos, luego ir a zonas que al compañero le agrade (secundarias), hasta regresar nuevamente al pene usando los dedos permitiéndose el goce de las distintas sensaciones. Hombre (Acariciar todo el cuerpo de la compañera, cuando sienta que ella está dispuesta, toque sus pechos, bese y pellizque suavemente sus pezones, acariciar el vello del pubis, no tocando inmediatamente el clítoris, roce la entrada de la vagina sin introducir el dedo, ir a zonas secundarias y regresar al clítoris. Sea delicado con la pareja y las respuestas que despierte para el momento. Después de una respuesta operativa en la pareja se pueda pasar al siguiente paso (orgasmo sin coito, el coito).
  • Coito no exigente.
  • Coito y orgasmo.

aquitengo+la+noche1258526734404_fSEX 3

     Indudablemente, la relajación muscular es importante para aprender la diferencia entre tensión y distensión, estimulación de zonas erógenas secundarias en el disfrute del acto sexual por completo.  Se evalúa el progreso de la técnica con el/la especialista y las siguientes técnicas a aplicar.

     En conclusión, buscar información y utilizarla de la mejor manera posible, permiten a la pareja enfrentarse a miedos e inseguridades, qué por normas socio-culturales, creencias religiosas, han llevado una sexualidad restringida, abandonándose en continuas rutinas e insatisfacción en el ejercicio de la función sexual.

ARUBA

¿Qué opina Usted de estas técnicas?

Hasta una nueva entrada.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s