“Acaríciame”.


“Piel contra piel”.

Acaríciame de noche

Acaríciame de día

Donde la luz del amanecer

Invadan nuestros cuerpos

Dándonos energía,

Acaríciame cuando tengas dudas

Cuando quieras saber de mí

Cuando dos almas se encuentran

Arrancándose  la piel,

Acaríciame cuando me piensas

Mi piel desnuda cerquita de ti

Que el anochecer no exista

Mucho menos el amanecer,

Acaríciame como entrada a mi cuerpo

Recorriéndolo como ya lo sabes hacer

Aprendiendo más de mis instintos ocultos

Que no lograste recorrer,

Acaríciame aprovechando el tiempo

¡Qué tan cortito es!

Donde solo exista tú y yo

Con besos desnudándonos la piel,

Acaríciame amor

“Dejándome ser yo”

Piel contra piel.

Lisceth La Rosa.