“Esclava del Tiempo”.


“Reloj sin final”.

A medida que el tiempo pasa

Siento las horas avanzar

En un tic tac de segundos

Donde solo el reloj sabe andar,

Esclava del tiempo

No merezco ni un segundo sin andar

Cuántas veces veo pasar oportunidades

Y siento que me he quedado atrás,

De una forma u otra

Me ha tocado descansar

Por cuestiones que no vienen al caso

Me toca esperar

Solo el tiempo sabrá,

En mi escondite secreto

Me ha tocado escribir, pensar

Esperando la gran oportunidad

En  otros lares al volar

Disfrutando y dejar el tiempo pasar

Sin ser más esclava del tiempo

Que su misión es andar.

Lisceth La Rosa.

Ayudame a difundirlo. Ayudá a Yemen.


Poder ayudar de alguna forma, por favor.

El blog de Fabio

Desde Médicos sin Fronteras se pusieron en contacto con Textos Solidarios, de la misma forma que están contactando con otras personas e instituciones que colaboran con ellos con una iniciativa solidaria, para pedirnos que los ayudemos a difundir su petición de ayuda para la crisis que esta causando una epidemia de Cólera en Yemen. Acá podés ver un video de MsF sobre el tema.

Vos, con todo el conjunto de personas y voluntades que forman parte de nuestro proyecto, podés ser de utilidad además de lo que tenga que ver con nuestro libro “El mundo en tus manos”. A través del grupo que formamos, unidos por nuestro interés en ayudar a los demás, podemos conseguir que esta petición de ayuda llegue a mucha gente: a todos los que siguen nuestros blogs y redes, y a los que nos rodean y también sienten este espíritu solidario que…

Ver la entrada original 230 palabras más

“Naranja”.


 

“Cáscara”.

Sí,

Rocías tu acidez para defenderte

Si navaja anda torpe por tu cáscara.

Sin embargo no te culpo:

Adictos al néctar cítrico

Te cosechan vestida de esperanza.

Cuando es tiempo

El ritmo yace en la fibra,

Un paladar

Se bautiza en tu mina.

Hambre de cuchillo

Saca gajos del oficio.

Para hidratar el alma

Hasta dientes hacen camino.

Ahora eres de las manos:

El vicio y la reserva

Liberan brisa color sol.

En el alfabeto la tercera

Te hacen prisionera esas telas que lastiman

Gente en jugo te toma

Humano quien da hogar a tu semilla.

Autor: Luis José Regnault Russián.

“Hoy”.


“Silencio”.

Hoy

Soy silencio,

Universo e idea,

Dueño de la fogata

En horizonte de la aldea,

Suerte que carraspea

Quien pasea la marea

Obsolescencia espontánea,

Indiferente omnipotencia.

Hoy

Estoy tan lejos

Que no se si regresar,

La distancia más corta

Da vértigo al mirar

A un lado: mismos caminos

Sin nada por revelar,

En el otro: pasos rotos

Como puentes al azar.

Hoy

Oigo dragones

Guiando héroes al exilio.

Iníciales recorriendo

El final de los principios

Que izaron amaneceres

En paisajes de sentidos.

¡Oigo chispas murmurando

En árboles caídos!

Hoy

Niego y afirmo

De manera simultánea.

Alabo y satanizo

Desde hechos y romances.

Infiero y manipulo

Ansiedad hasta que cansa.

Comparto los egoísmos

Que germinan a mi alcance.

Autor: Luis Jose Regnault Russián.

“El Alma entre las Sombras”.


“Entre la vida y la partida”.

El alma entre las sombras

Recorre la estadía

Entre la vida y la partida

Persiste la agonía,

Mi cuerpo descansa

Entre el océano y el alma

Navegando en las olas

En la paz que tanto esperaba,

Ausente mi vacío

Entre pensamientos distorsionados

Enfrentando las pesadillas

De una vida sin sentido,

Cuántas veces hay que encarar

Nuevas batallas

Combatiendo los retos

Afligida en el tiempo

En días sencillos,

Retener el suspiro

Anhelando un nuevo porvenir

Ambicionando en la vida

Menos conflictos

Tocando aprender

De los nuevos desafíos.

Lisceth La Rosa.